0

Okja

Posted by Stipey on 00:49
Durante diez idílicos años, la pequeña Mija (An Seo Hyun) ha sido la cuidadora y compañera de Okja, un gigantesco cerdo, en su granja de la montaña, en Corea del Sur. Pero todo cambiará cuando la gran multinacional familiar Mirando Corporation se intente llevar a Okja a Nueva York, donde la narcisista y egocéntrica Lucy Mirando (Tilda Swinton) tiene otros planes para la mejor amiga de Mija. 

 Tenía muchísimas ganas de ver la nueva película del coreano Joon-ho Bong. Ya le seguía la pista desde hace un tiempo, pero la polémica suscitada en la edición del Festival de Cannes de este año no hizo más que aumentarlas.

Okja se erige como una película de las que hacía tiempo que no veía. Una de esas obras que te hacen salir del cine (o en este caso, del salón de tu casa) con una sonrisa de oreja a oreja. Es entrañable, tierna y bonita, con todas las letras. Contándonos un importante mensaje.

El film cuenta la trepidante aventura de una niña (Mija) y su, para nada convencional mascota (Okja). Mija vive con su abuelo en una pequeña cabaña en las montañas, alejados de la civilización, cerca de Seúl. Desde el principio queda patente la profunda conexión existente entre la criatura y Mija, viviendo ambas en paz y armonía. Sin embargo, un día sus vidas dan un vuelvo cuando una importante industria americana centra su atención en Okja.

La trama de la película va discurriendo a medida que nos va deleitando con unas imágenes idílicas en unos escenarios de ensueño. La historia te atrapa, de manera que no deja lugar a la distracción. El reparto es fabuloso, con un papel protagonista muy realista a cargo de la jovencísima coreana Seo-Hyun Ahn. Ni que decir tiene que juntar en una misma película a dos de los actores más camaleónicos del cine actual puede generar una combinación explosiva. Y así resulta, Tilda Swinton y Jake Gyllenhaal se vuelven a reinventar para dar vida a la empresaria codiciosa comedida y al veterinario excéntrico venido a menos, respectivamente. Realmente geniales estos dos papeles, que aportan un tono caricaturesco a la obra.

El trasfondo del film no deja de ser una crítica hacia nuestro actual sistema de producción alimenticio, por lo que se hace necesaria en los tiempos que corren. Un sistema del que formamos parte y en el que nos da igual la procedencia del alimento, siempre y cuando éste cumpla una serie de requisitos, diferentes según el tipo de consumidor, véase que sea bajo en grasas, bajo en azúcares, que sea sabroso, y así un largo etcétera de exigencias. Sin embargo con lo que realmente deberíamos mostrarnos intransigentes es con la procedencia del producto y sobre cómo se ha obtenido.

Esta película es merecedora de ocupar un puesto al lado de sus hermanas, el resto de creaciones de Joon-ho Bong. En cuanto a la polémica suscitada sobre dónde se deben estrenar las películas y dónde puede las pueden ver el público, decir que las opciones que están ofreciendo las actuales plataformas me parecen muy atractivas y muy legítimas. Prefiero no poder ver una película en una sala de cine y sí hacerlo por otros medios, a que vomiten otra película manufacturada y nos la lancen para que la engullamos en la gran pantalla.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.