0

Dunkerque

Posted by Stipey on 00:12
Año 1940, en plena II Guerra Mundial. En las playas de Dunkerque, cientos de miles de soldados de las tropas británicas y francesas se encuentran rodeadas por el avance del ejército alemán, que ha invadido Francia. Atrapados en la playa, con el mar cortándoles el paso, las tropas se enfrentan a una situación angustiosa que empeora a medida que el enemigo se acerca. 

Nolan alejándose del cine más fantástico o de ciencia ficción nos acerca en este caso a una historia real, al cine bélico y en concreto a la Operación Dinamo. Pero para realizar este film lo hace libremente, desmarcándose de las líneas generales del cine histórico y más concretamente del cine bélico. Y es que Dunkerque no es cine bélico en si, es más bien cine catastrofista, los personajes han de sobrevivir a una catástrofe y en este caso es a una guerra. Así no veremos apenas escenas bélicas, no veremos a un enemigo, veremos las ansias por sobrevivir, por seguir viviendo pese a todo, por huir y salvar la vida. Eso nos quiere mostrar Nolan en su última película, no la guerra, el querer vivir dentro de esta.

La forma de hacerlo, hay que reconocerlo, es muy valiente y diferente creando la que, posiblemente, sea la película más complicada, para el espectador, de Nolan. Se aleja del cine más convencional y propone una historia coral protagonizada principalmente por personajes anónimos de los que únicamente llegamos a conocer lo que vemos en pantalla, el espectador no recibe más información de ellos, apenas hay diálogos e incluso prácticamente suprime las historias personales para que sea la imagen la que hable, y es que Dunkerque es exigente con el público, el eje temporal del relato está roto en tres, y estos tres espacios temporales convergen a la vez en un mismo montaje, ha de estar atento el espectador para saber lo que está viendo en pantalla y cuando sucede para no perderse.

En cuanto a la realización estupenda, un prodigio, destacando esas magníficas escenas bélicas aéreas, difíciles de superar, el montaje posee momentos sublimes, se mezclan espacios temporales provocando momentos de gran belleza y fuerza, teniendo mucho más sentido tal y como están expuestos y aumentando la agonía y la tensión en el espectador. La imagen es prodigiosa siendo el principal recurso de la narración pues el relato es reducido al mínimo, se basa principalmente en imágenes y estas nos apabullan, la película, por una vez es corta ya que un relato tan agónico no puede alargarse en exceso.

Una vez más Hans Zimmer pone la banda sonora a una película de Nolan y en este caso puede que se trate de su la mejor obra de Zimmer, ese sonido del paso del tiempo, esa musicalidad de las bombas, del horror, del silencio. Sin embargo la música es constante toda la película, hay veces que con el silencio o con el sonido diegético únicamente la escena ganaría en fuerza, en credibilidad, pues la música nos arropa, nos proporciona seguridad, nos dice que lo que estamos viendo es una película, nos saca de esta y nos devuelve a la butaca... En cambio en otras partes su uso es magistral, el problema que le encuentro (y sucede mucho en las obras de Nolan) es su abuso, el ser constante, en primar por encima del sonido o de los diálogos, por encima del relato.

Dunkerque es una gran película en la que el espectador ha de poner de su parte, ha de concentrarse en lo que ve y olvidarse de un relato normal, estamos ante una película diferente, por fortuna el nombre de Nolan (y la publicidad) hará que mucha más gente se acerque a una película diferente y probablemente la disfruten.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.