0

Baby Driver

Posted by Stipey on 22:23
Baby (Ansel Elgort), un joven y talentoso conductor especializado en fugas, depende del ritmo de su banda sonora personal para ser el mejor en lo suyo. Cuando conoce a la chica de sus sueños (Lily James), Baby ve una oportunidad de abandonar su vida criminal y realizar una huida limpia. Pero después de ser forzado a trabajar para un jefe de una banda criminal (Kevin Spacey), deberá dar la cara cuando un golpe malogrado amenaza su vida, su amor y su libertad. 

Baby Driver, lo nuevo del siempre atrayente Edgar Wright, es otra muestra más de la habilidad del cineasta británico para, siguiendo (y subvirtiendo) las reglas de los géneros, como ya hizo en Shaun of the Dead, Hot Fuzz o The World’s End, ofrecer un producto divertido, espídico y muy disfrutable.

Baby Driver es la historia de un joven prodigio al volante, con un problema auditivo producto de un accidente de niño que lo aísla del resto de personas, el cual debe conducir coches empleados en atracos y asaltos hasta liquidar una deuda pendiente con un importante cerebro criminal de la ciudad de Atlanta, Georgia. Su vida dará un enorme vuelco cuando conozca a una joven camarera igual de apasionada por la música que él y la imposibilidad de abandonar el mundo criminal una vez saldados sus compromisos.

La portentosa narrativa de Wright junto a una fotografía espectacular del maestro Bill Pope (Darkman, Bound, la trilogía de Matrix o Team America) se ven sublimadas por un montaje que no da tregua a ritmo de hit musical. Destacando la gran persecución del prólogo de la cinta (al nivel de las mejores de la historia del cine, como las de Bullit, French Connection, To Live and Die in LA, The Hidden, Ronin o Drive) y el deslumbrante plano secuencia inicial. Pocas veces el montaje de una película ha estado tan bien sincronizado con la banda sonora, materializándose esta en cada uno de los fotogramas que vemos.

En cuanto al conocido reparto, Kevin Spacey, Jon Hamm, Jamie Foxx, Jon Bernthal o Eiza González, decir que pese a estar todos estupendos en sus prototípicos personajes de historia pulp de manual, se ven eclipsados por unos jovencísimos pero fantásticos Ansel Elgort y Lily James.

En definitiva, a pesar de no ser perfecta ni la mejor obra de Edgar Wright, ese honor lo siguen ostentando Shaund of the Dead y The World’s End (para quien escribe), es una película endiabladamente entretenida, con una factura técnica fabulosa, diálogos y golpes de humor típicos de Mr. Wright, personajes pasados de rosca y al borde de la caricatura, y un continuo devenir de hits musicales de grandes artistas (Queen, T-Rex, Simon & Garfunkel, James Brown, The Commodores, etc.) que conseguirán que disfrutemos como enanos durante casi 120 minutos con esta historia de atracos, tiroteos y persecuciones a toda velocidad por las calles de Atlanta.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.