0

The People VS George Lucas

Posted by Stipey on 14:22
Photobucket


"The People vs George Lucas” es una cinta documental creada por Alexandre O. Philippe con la intención de invertir la relación, generalmente unilateral, que suele darse entre creador y fans. Philippe se dedica a recopilar secuencias de los millones de fanfilms que circulan por la red, hasta ahora única forma de expresión del aficionado, y combinarlos con diversas entrevistas que repasan los puntos más controvertidos del reciente trabajo de Lucas.

Antes de entrar en materia, vaya por delante que un servidor es fan del universo Star Wars que ha llegado a comprar hasta cuatro versiones distintas de la trilogía (1 en VHS, 2 en DVD y la reciente en bluray), si contamos versiones VHS, DVD, etc que suele poner ojitos ante cualquier producto de merchandising que lleve el famoso logo de “star wars”. Que nadie piense que “The People VS George Lucas” muestra a un grupo de freaks radicales cuya vida gira en torno a Star Wars y a los que la opinable calidad de las precuelas haya arruinado la vida, no es eso, aunque algunas veces pueda parecerlo. El enfoque no es el de juzgar a George Lucas por crímenes contra la humanidad, ni mucho menos, simplemente se crítica el trabajo de un cineasta que generó un importante movimiento social alrededor de su obra y que posteriormente no ha sabido estar a la altura y que tampoco se ha esforzado lo más mínimo en seguir con su carrera de cineasta más alla de Star Wars o Indiana Jones, teniendo de sobra potencial para ello.

En algo más de hora y media, ordenadas en capítulos con títulos que parodian con cierta sorna e inteligencia el de las propias precuelas, se enumeran, tocando ahí donde más duele, cada una de las recientes decepciones sufridas por los fans de la saga. Empezamos por la edición especial, que vio la luz en 1997 y en la que se incluyeron diversas escenas generadas por ordenador que sustituyeron (en algunos casos) a las antiguas maquetas que le hicieron ganar el Oscar en 1978. También se incluyeron escenas nuevas, como el encuentro entre Han Solo con Jabba the Hutt en Mos Eisley que no acabó de convencer a nadie y el reformulado duelo entre el primero y Greedo, que causó la ira de los fans a nivel mundial llegando incluso a la parición de camisetas con el texto “Han Shot First” (Han dispara primero). Por lo visto cuando se produjo el salto digital al formato DVD las “antiguas” versiones se quedaron atrás, situación que hizo a los fans organizarse para reunir firmas a favor de una versión en DVD de la trilogía que ellos consideraban “original”. Desde Lucasfilm obtuvieron una respuesta oficial argumentando que las cintas estaban “demasiado deterioradas” para poder trabajar con ellas y que la edición especial era la única que perduraba, porque mostraba la “verdadera visión” de la historia que tenía el director. Ante la indignación, hubo quien realizó de forma completamente ilegal un rip del Laser Disc editado antes de los cambios y que constituía la única copia digital sin modificaciones de la trilogía, que empezó a distribuirse por la red, internet siempre en el “meollo” de la cuestión.

Tras esta apoteosis la cinta se centra en el estreno de las precuelas, especialmente del esperado Episodio I que, según los medios de la época provocó ausencias masivas al trabajo en Estados Unidos, incluso empresas donde dieron como “aliciente” el poder ir a ver la película en horario laboral. La verdad es que los que vivimos aquello recordaréis la ansiosa espera, los tráilers con cuentagotas y los disfraces en las colas del cine. Es más, diría que fue la primera película pirateada en Divx (en un malísimo screener) que empezó a correr de mano en mano como “la falsa moneda”. Un estreno que en la mayoría de casos fue decepcionante, solo atenuado por la expectativa de que los episodios II y III fueran a mejor, ¡Que equivocados estábamos! El documental tiene cabida también para el infame especial de navidad que se emitió en Estados Unidos y del cual, por lo visto, el propio Lucas se avergüenza hasta el punto de intentar eliminarlo por completo de cualquier extra o contenido, como si jamás hubiera existido. Pero no penséis que la cosa acaba con Star Wars, pues aunque menor en número de fans, Indiana Jones es también un personaje muy querido, y cuando se trata de cagadas, lo de “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” no tiene nombre.

En general se trata de una película absolutamente recomendable para cualquier fan de Star Wars, pues partidario o detractor de Lucas (incluso neutral si es que los hay) se sentirá identificado con muchos de los testimonios, sentimientos e ideas que se expresan.

Para cerrar me quedo con dos frases de tantas que se dicen:
”En realidad, los que decimos que nos gusta la primera trilogía (I,II y III) es porque realmente queremos que nos guste, nos esforzamos en hacer que nos guste porque nos resistimos a creer que no es así”.
”Es cierto, George Lucas ha hecho tres películas que no nos han gustado. Pero hizo otras tres que no olvidaremos jamás”.

Enlaces a esta entrada
0

One Day

Posted by Stipey on 09:33
Photobucket

Emma y Dexter son dos viejos amigos que se conocieron el día de su graduación y su amistad se ha mantenido a lo largo de 20 años… Compartiendo alegrías, tristezas y algún que otro escarceo entre ellos. Ambos son conscientes de que son completamente diferentes, ya que mientras ella es una persona responsable y trabajadora con aspiraciones altruistas, él es un acomodado Don Juan cuya única ambición es divertirse. Los dos descubrirán que están destinados a complementarse y a estar juntos.

Partamos de la base de inicio de que adoro a Anne Hathaway, aquella preciosa jovencita que empezó despuntando como una aprendiz de princesa “Made in Disney” en “Princesa por sorpresa” y que poco a poco se ha ido desmarcando como una actriz como la copa de un pino, y además de una de las nuevas “novias de América”.

Por otro lado tenemos a Jim Strugges, actor que se ha ido haciendo hueco poco a poco como secundario de lujo y que yo siempre recordaré por ese musical sobre los Beatles llamado “Across the Universe” (cinta que es un “must Have”) y que debe ser vista una y otra vez, sobre todo su “Hey Jude” y el “I Wanna Hold your hand” que se marca T.V. Carpio.

Bueno dejando estos 2 párrafos como “presentación de los contrincantes” como si de un combate de boxeo se tratara, vamos con la cinta en cuestión, que narra la vida de Emma y Dexter, él un “pichabrava” que le da igual 100 que 80 y ella una soñadora que intenta llevar a cabo unos planes que parecen marcados desde que se cruzaran por primera vez en su graduación, una de esas “extrañas parejas” que todos conocemos, que parecen condenados a entenderse pero que lamentablemente no hay Dios que les entienda.

Y es que lo que Emma plasma como un plan premeditado, razonablemente y sobre todo lamentablemente es imposible en esta vida, donde nada en esta vida esta ahí para cumplirse y es que la vida es “Aquello que nos ocurre mientras intentamos hacer cambios para enderezarla…”

La vida es curiosa, nos adelanta, nos frena, nos deja tirados, hace que conozcamos a otras personas, que nos enamoremos, que tiremos adelante con un trabajo, una familia, etc y dejemos atrás el pasado, el pasado que siempre marca y que como a los protagonistas ese 15 de Julio de cada año les da un motivo para seguir viviendo.

Me ha encantado esa manera que tienen de meternos en el calendario, esa separación y la vez unión de las vidas (e historias) de los protagonistas y el desenlace, a medio camino entre cuento de hadas y broma macabra con el que se cierra un fin, porque “todo tiene su fin” que cantaba “los módulos” y después hizo famosa “Medina Azahara”.

En fin, creo que como me pasó con “500 días juntos”, es una película que me ha gustado, pero a la vez me ha hecho polvo, tal vez por mi costumbre o manía de empatizar en exceso con los protagonistas o hacer mías las vivencias de ellos, comparándolas de un modo u otro con lo que a mi me ha sucedido, o me sucedió; el pasado siempre vuelve, pequeños.

Enlaces a esta entrada
0

El cambiazo

Posted by Stipey on 09:27
Photobucket

Mitch y Dave: ambos eran amigos inseparables de niños y adolescentes, pero se han alejado con el paso de los años. Dave es un abogado enganchado al trabajo, se ha casado y tiene tres hijos; Mitch sigue soltero, un hombre que trabaja a veces y que nunca se ha atado a nada ni a nadie. Mitch cree que Dave lo tiene todo: una preciosa esposa, unos niños que le adoran y un trabajo muy bien pagado en un prestigioso bufete. Dave cree que vivir como Mitch, sin estrés ni presión, sin obligaciones, es un auténtico sueño hecho realidad. Después de compartir una sonada borrachera, los mundos de Mitch y Dave se vuelven del revés cuando se despiertan en el cuerpo del otro. A pesar de verse liberados de la rutina, no tardan en descubrir que la vida del otro no era tan fantástica como parecía. Para complicarlo aún más también está Sabrina, la abogada sexy que trabaja con Dave, y el padre de Mitch.

Podría decir que es una sorpresa, y estaría mintiendo, podría decir que es un soplo de aire fresco en esto de la comedia, y de nuevo volvería a mentir, y es que desde que Kirk Cameron y Dudley Moore intercambiaran mentes en “De tal Astilla tal palo” a Jaime Lee Curtis y la ahora problemática “exniña Disney” (y futura portada de playboy), Lindshay Lohan en “Friky Friday”, los intercambios “mágicos” de mente están a la orden del cine en lo que a cine se refiere.

Y esta película que hoy nos trae no es una excepción, con 2 hombres, un padre de familia algo caótico y un ligón descarado, que intercambian gracias a una “mágica meada” sus mentes, papeles e incluso roles, con todas las filias y fobias que eso conlleva.

Es cierto que la cinta es “cuasi-familiar” con un humor refinado, que aunque incluye alguna curiosa escena subida de tono cualquiera puede entenderla e incluso echarse unas carcajadas (tal vez sean estos sus mejores momentos), pero tan bien es verdad que todo es tan fácil, flojo, e incluso predecible que uno sabe de antemano (e incluso de antebrazo) lo que va a ocurrir al final de la película…

Por otro lado hay que admirar la vis comica tanto de Ryan Reynolds (que ya lo demostró junto a Sandra Bullock en “La proposición”) como de Jason Bateman, uno de esos nombres que paso a paso y película a película empieza a ser uno de los rostros habituales del cine de nuestros días.

En fin, poco más voy a decir que no se haya dicho ya, y poco más puedo añadir que no se haya añadido ya, y es que en este tipo de cine todo se ha visto y todo se ha contado, y desde luego y como ya he dicho, la temática que nos lleva es tan previsible que a nadie sorprende que, a grandes males, grandes remedios y, al final todos acabemos con buena cara y una grácil sonrisota panadera, de oreja a oreja saliendo de la sala de cine a merced de su “happy end”.

Y eso, al menos en la vida real, y por mucho cambio de mente, no es cosa fácil ¿verdad que no?

Dios me libre equivocarme.

Enlaces a esta entrada
0

Verbo

Posted by Stipey on 09:24
Photobucket

Sara es una chica como otra cualquiera que vive en el extrarradio de una gran ciudad, pero que se haya ante una gran crisis existencial que le corroe interiormente. De gran sensibilidad, esta muchacha especial se obsesiona con la creencia de un mundo paralelo al nuestro que le ofrezca las respuestas adecuadas a lo que está buscando. Tras una serie de inquietantes mensajes, unos extraños personajes guían a Sara a una dimensión mágica llena de peligros con la idea de cambiar las cosas en su mundo

Hace casi 20 años nos enfrentábamos a una corriente diferente en este país, a la corriente del Rap, muchos jóvenes que ahora rondamos la “treintena y media” íbamos con los pantalones caídos, zapatillas enormes, y escuchábamos Rap (Public Enemy, Bobby Brown, US3, o en menor medida los primeros discos de Hip Hop que se hacían en castellano), muchos pensábamos que estábamos ante un “universo perdido”, una “moda pasajera”, un “unirse a una tribu urbana” en aquella época en la que “había que ser algo”. Ahora, una veintena de años después nos encontramos con que esa “moda” no solo no se ha ido, sino que vuelve con más fuerza para quedarse.

Eduardo Chapero-Jackson (vaya nombre más curioso, para un director, y encima es su apellido auténtico vaya…) es un reputado cortometrajista que siempre ha contado con el beneplácito de crítica y público.

Tras demostrar al mundo entero que sabe y puede hacer (buen) cine, Chapero-Jackson olvida todo lo aprendido, y nos trae una historia que parece estar dirigida por un adolescente con esta fábula urbana cyberpunk en la que los protagonistas en lugar de hablar recitan en verso y rapeando.

La idea la verdad es que a mí me atraía muchísimo, ya que soy un seguidor del hip hop, –lo escucho muy a menudo-, y además me encanta el subgénero del cyberpunk. Sin embargo, el director madrileño no ha logrado ensamblar todas esas ideas que tenía en la cabeza y que sobre el papel seguro que quedaban estupendas. Pero es que una cosa es idear algo en tu mente (y escribirlo sobre un papel, o mejor, hacerlo en el ordenador) y otra bien distinta es trasladarla a la gran pantalla. Y Eduardo no ha sabido llevar semejante tarea a buen puerto, no hay que quitarle el merito a Jackson, la idea ya digo, es cojonuda, lo mires por donde lo mires y le des las vueltas que le quieras dar (aquí, como en otras películas se le pueden sacar diferentes lecturas al “empaque final).

La idea de que los personajes se comuniquen rapeando es muy interesante, pero es una de esas ideas que sabes de antemano que no pueden pasar de eso, de idea, ya que en una película, más que nada porque puede quedar algo ridículo, como bien sucede aquí, por mucho que el rapero “Nach” (que hace un pequeño cameo) se haya esforzado con Jackson en guionizar esa parte “en verso”.

Errores a un lado, la película cuenta con algunos aciertos, como por ejemplo, su excelente colorismo visual, algo que Chapero-Jackson siempre ha cuidado al máximo o su proposición de mezclar dos mundos, el real y el fantástico, -drama y fantasía-, en algunos momentos la película puede incluso recordar a la fantástica “El laberinto del Fauno” de Guillermo del Toro, donde una chica huye de la realidad terrible que le rodea a través de su imaginación.

Esperemos que la próxima vez (si es que la hay, porque cuando un cineasta la pifia en su primera película por lo general no vuelve a dirigir jamás) este prometedor director consiga plasmar mejor sus ideas sin que se le vuelva a ir de las manos todo el asunto. Lo que más me ha gustado: su acabado visual, el cameo de Nach (para mí el mejor rapero de España) y la música de éste. Lo que menos me ha gustado: por lo general es una película fallida y su alegato final muy en plan de “si la vida te va como el culo, acaba con ella”.

Valoración: 6 sobre 10 (siendo displicentes).

Enlaces a esta entrada
0

Dime con cuantos

Posted by Stipey on 09:22
Photobucket

Ally Darling se encuentra en un momento crucial de su vida, en el que comienza a preguntarse si ha conseguido todo lo que se había propuesto en sus años de juventud. Un artículo de una revista femenina asevera que aquellas mujeres que han mantenido más de veinte relaciones y siguen solteras, seguramente, han dejado escapar al hombre idóneo. Es el caso de Ally, que se sumerge en el pasado e intenta localizar a todas sus ex parejas para, quizás así, llegar a encontrar al amor de su vida.

No suelo comulgar con este tipo de cine, si acabo transigiendo siempre es gracias/por culpa de mi mujer, a la cual este tipo de películas le encantan, pero, una recomendación de un familiar me hizo darle una oportunidad y si bien la película no es más que “más de lo mismo” vuelve, como ya sucedió con “La proposición” o con “La cruda realidad” a tener a los hombres en cuenta, sacando chistes o siendo el personaje de Chris Evans (el reciente Capitán América, y la antigua “Antorcha Humana”) no solo el interés romántico de la pizpireta Anna Faris (a la que empieza a notársele que los años no pasan en balde…) sino que algunas de sus frases podrían formar parte, no solo de la mitología masculina, sino y como pasaba en “la cruda realidad” el encargado de decirle a la protagonista verdades como puños y no el interés romántico, como ya he dicho, el cual regala los oídos a la protagonista.

Es cierto que la cinta sigue todas las pautas de la comedia romántica, chica conoce a chico, chica y chico se hacen “tilín”, chica y chico tienen un “roce” (o varios) y finalmente vuelven, son felices y comen perdices (y al público le dan con el plato en las narices…), sin embargo aquí la perspectiva es “un poco diferente” aunque también es verdad que cintas como “Sin compromiso” “Con derecho a Roce” o en menor medida “Bad Teacher” han hecho del sexo o de la liberación sexual de la mujer un prisma diferente a lo que habitualmente nos tenían acostumbrados.

Dejando de ser ellas esas gráciles e infaustas jovenzuelas ávidas de que el protagonista, proteja, ame e incluso corteje de la mejor manera posible ante los suspiros de las féminas que pueblan la platea. Ahora ellas llevan las armas, son las que mandan y las que en menor o mayor medida dicen por donde tienen que ir las tornas.

Enlaces a esta entrada

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.