2

In Time

Posted by Stipey on 14:24
Photobucket

En un futuro próximo, la sociedad no envejece ya que se ha conseguido alterar el gen que provoca el deterioro físico del organismo. Se produce una superpoblación alarmante, con lo que se decide que el tiempo de vida se compre con dinero, un mercado en el que la eterna juventud tiene un precio y, donde como siempre, los más ricos ganan. Will es un obrero que ha sido acusado injustamente de acumular vida (sin pagarla) por lo que será perseguido por el corrupto cuerpo de los guardianes del tiempo.

Como digo siempre, una buena idea, mal llevada, y es que las tramas futuristas de Andrew Nicoll (“Gatacca” “S1M0NE” o incluso “El señor de la guerra”) siempre dejan esa “moraleja” que a uno le gusta investigar, que gusta paladear, e incluso que gusta que, una vez terminada la película meditemos sobre ella.

Y es que, además del dinero, en un futuro se hace imprescindible el tiempo, en una sociedad, como la de ahora, que hace del reloj un elemento esencial en la vida de todo ser humano.

El problema esta cuando ese tiempo del que todos parecemos necesitar, aquí se acaba convirtiendo en un espectáculo más-media, a vehículo de lucimiento de los 2 protagonistas (bueno, 3 contando a un Cillian Murphy cada vez en mejor estado de gracia como villano), la cinta gira sobre una temática, pero se convierte en una especie de “Bonnie & Clyde” futurista donde encima se aboga por un meloso happy end, con visos incluso de una posible (y a la vez rara) continuación, vaya, con uno de esos finales abiertos en los que cada uno puede pensar lo que le venga en gana y que flaco, por no decir nulo favor le hace a la película.

Una cinta que podía haber sido un referente, sobre todo en lo del tiempo y que acaba siendo una versión de amor, moderna y para adolescentes de otras películas que hemos visto medio trillón de veces.

2 Comments


Aunque parezca mentira, totalmente de acuerdo contigo (que raro suena).
http://elblogdejat.wordpress.com/2011/12/04/in-time-2011/


La vi anoche. Tiene su morbo, pero ya tenemos una edad en la que pasamos del morbo. Tiene una factura impecable, pero ya vamos pidiendo otra cosa, aparte de facturas impecables. Tiene un montón de cosas buenas, imagino, pero yo casi no disfruté ninguna, amigo Rafa. Es decir: un pedo corroborado.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.