0

Dime con cuantos

Posted by Stipey on 09:22
Photobucket

Ally Darling se encuentra en un momento crucial de su vida, en el que comienza a preguntarse si ha conseguido todo lo que se había propuesto en sus años de juventud. Un artículo de una revista femenina asevera que aquellas mujeres que han mantenido más de veinte relaciones y siguen solteras, seguramente, han dejado escapar al hombre idóneo. Es el caso de Ally, que se sumerge en el pasado e intenta localizar a todas sus ex parejas para, quizás así, llegar a encontrar al amor de su vida.

No suelo comulgar con este tipo de cine, si acabo transigiendo siempre es gracias/por culpa de mi mujer, a la cual este tipo de películas le encantan, pero, una recomendación de un familiar me hizo darle una oportunidad y si bien la película no es más que “más de lo mismo” vuelve, como ya sucedió con “La proposición” o con “La cruda realidad” a tener a los hombres en cuenta, sacando chistes o siendo el personaje de Chris Evans (el reciente Capitán América, y la antigua “Antorcha Humana”) no solo el interés romántico de la pizpireta Anna Faris (a la que empieza a notársele que los años no pasan en balde…) sino que algunas de sus frases podrían formar parte, no solo de la mitología masculina, sino y como pasaba en “la cruda realidad” el encargado de decirle a la protagonista verdades como puños y no el interés romántico, como ya he dicho, el cual regala los oídos a la protagonista.

Es cierto que la cinta sigue todas las pautas de la comedia romántica, chica conoce a chico, chica y chico se hacen “tilín”, chica y chico tienen un “roce” (o varios) y finalmente vuelven, son felices y comen perdices (y al público le dan con el plato en las narices…), sin embargo aquí la perspectiva es “un poco diferente” aunque también es verdad que cintas como “Sin compromiso” “Con derecho a Roce” o en menor medida “Bad Teacher” han hecho del sexo o de la liberación sexual de la mujer un prisma diferente a lo que habitualmente nos tenían acostumbrados.

Dejando de ser ellas esas gráciles e infaustas jovenzuelas ávidas de que el protagonista, proteja, ame e incluso corteje de la mejor manera posible ante los suspiros de las féminas que pueblan la platea. Ahora ellas llevan las armas, son las que mandan y las que en menor o mayor medida dicen por donde tienen que ir las tornas.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.