1

No habrá paz para los malvados

Posted by Stipey on 09:10
Photobucket

El veterano inspector de policía Santos Trinidad es un hombre autodestructivo, aficionado a la bebida y obsesionado con encontrar a una joven desaparecida en circunstancias extrañas. Un día aciago se ve implicado en un tiroteo mortal con unos delincuentes de poca monta, en donde el único superviviente consigue escapar. Mientras la implacable juez Chacón se encarga del caso e intenta encontrar al responsable de la matanza, Santos tendrá que llegar antes hasta el testigo que puede incriminarle.

Raro es que yo pague por ver cine español, (excepto Torrente siempre he esperado a que las películas salgan en DVD), y me van a perdonar que compare al personaje de José Coronado con el de Santiago Segura, aunque ambos sean borrachos, mal encarados y pésimos agentes de la Ley (con salvedades), pero es cierto que esperaba mucho más de la última película de Enrique Urbizu, y es que tras la excelentísima “La Caja 507” y el bombo que le habían dado a esta película (hablando incluso los actores de que en la muestra de Donostia habían sido esperados por el público al final de la misma)

¿Tal vez para que les explicaran el final los propios actores? Uno iba al cine
pensando que tal vez los 6 € invertidos en la entrada bien merecían el espectáculo.
Pues bien, por partes, José Coronado esta excelente, con una suerte de Harry “El sucio” cañi, a vueltas con el Torrente que hemos visto en las pelis de Segura, pero mucho más “serio”. Y ya… el argumento, aunque consistente en los primeros minutos de metraje se acaba deshaciendo como un caramelo en la boca a los pocos minutos, y al final, ni conocemos las motivaciones del protagonista, ni nos importa una mierda lo que sucede en pantalla y encima cuando aparecen los títulos de crédito se nos queda una horrible cara de tontos, por no haber entendido o llegado a entender nada de lo que Urbizu nos pretende contar tras casi 2 horas de extendidísimo metraje.

La cinta, además es de esas que toca muchísimos palos, intentando hablar de tantos temas que llega a saturar al espectador, terrorismo islámico, trafico de drogas, policías corruptos, chicas que no aparecen, matrimonios acordados, etc… Todo tocado de puntillas, tal vez intentando buscar una corrección política que, no es ni parecida a nada de lo que hemos visto anteriormente.

Un apunte más (o tal vez una reivindicación), estoy empezando a llegar a un punto en el que el cine patrio me produce más hartazgo de lo debido, y esto es porque los actores que aparecen en las películas son siempre los 4 actores televisivos de siempre, véase a los protagonistas de “El Barco” (esto parecía “El barco 2”) o de cualquier otra teleserie, mientras, actores que pertenecen a las “canteras” de las mejores escuelas de cine se siguen quedando en el paro, esperando que les den una oportunidad o son “recortados” del metraje porque su cara es menos conocida que la del televisivo de turno.

Señores directores, productores y encargados de castings, tiren de carpetas y miren dentro, que seguro que encuentran a mas gente que a los 4 televisivos de rigor.
Cerrando esta, mi opinión de la película diré que es un thriller español, ambientado y rodado en Madrid, donde falla a todas luces un final, que no por falta de tiempo de metraje, se queda en nada, lástima puesto que el inicio de la cinta es PROMETEDOR.

1 Comments


No alcanzo a entender las grandes críticas y contínuas recomendaciones que recibe "No habrá paz para los malvados".
Es una buena historia sí, pero muy mal contada, sin explicar las motivaciones del único protagonista, Santos Trinidad y con unos secundarios no sólo insulsos, sino prácticamente inexistentes. Un guión más trabajado y una mayor profundidad en los personajes hubiese hecho de este film algo realmente extraordinario.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.