0

Solo una noche

Posted by Stipey on 12:25
Photobucket


La etiqueta de matrimonio perfecto parece irles como anillo al dedo a la pareja formada por Joanna y Michael, jóvenes guapos, con éxito en todo lo que se proponen en la vida. Sin embargo, los celos le corroen a Joanna por la relación especial que mantiene su marido con una atractiva compañera de trabajo, lo que le hará replantearse seriamente su matrimonio. Por si fuera poco, acaba de reencontrarse con un antiguo amor de juventud, Alex, que puede ser el detonante del final de la relación.

Infidelidad, esa palabra con la que ya se han hecho miles de películas, desde “Extraños en un tren” hasta “Infiel” con un Richard Gere que aguantaba estoicamente los cuernos de Diane Lane.

Ahora esta película que nos trae se queda en un quiero y no puedo bastante soso, y es que, para empezar la cinta promete algo más, podría haber profundizado en las relaciones y no quedándose en un ejercicio tan casto, tan suave, y tan light que uno no sabe por dónde tirar; vale, este que suscribe tampoco esperaba, ni un ejercicio de profundidad, ni una película porno, pero es que la película de Massy Tadjedin se queda a medio camino de ninguna parte.

Mención aparte de la nula química entre Keira Knightley y Sam Worthington, el protagonista de Avatar, sinceramente y con la mano en el corazón, si me dan a elegir entre la protagonista de la saga de piratas del Caribe y la “hispana” Eva Mendes me quedo sin lugar a dudas con la segunda, sale ganando en belleza, carisma y porque no decirlo un cuerpazo, unos ojos y un tipo que tiran de espaldas y desarman al más pintado.

Imagino que los directores de casting lo que pretendían es que las parejas de los infieles protagonistas (“Aquí te pillo, aquí te mato”) tuvieran más química con ellos que las parejas que les habían puesto. De ahí que ni uno ni el otro ganen como pareja.

Mención aparte, que raro se me hace ver a Sam Worthington verle con traje y corbata, vestido siempre de cualquier manera (“Avatar”, “Terminator” o “Furia de titanes”) menos como una persona normal, aunque eso lo dejo más al lado de mis filias y/o fobias personales.

En fin, la película promete mucho, se queda a medio camino y encima su final abierto complica más una resolución que valdría para cualquier telefilm de mediodía que para una película de estreno en cartelera, señores que ir al cine ya cuesta 8 € del ala.


Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.