0

Amor y otras drogas

Posted by Stipey on 22:46
Photobucket

Jamie es un representante farmacéutico que sabe jugar bien sus cartas tanto en el terreno laboral, como en su relación con las mujeres. Maggie es una bella artista que no quiere atarse a nada en su vida, ni mucho menos al amor. El encuentro entre estos dos espíritus libres va a dar lugar a un romance muy poco ortodoxo en el que ambos se resisten a profundizar en lo que sienten. Y más teniendo en cuenta que la filosofía vital de Jamie se tambalea tras conocer el incipiente Parkinson de Maggie.

El director de “Diamantes de Sangre” y “El último Samurai” consigue meter a las féminas en el bolsillo con una película que parece beber, entre otras, de “Love Story” de la que parece un remake “moderno” y “no autorizado” y alguna que otra cinta que recuerda a esta y de la que no consigo, por más que me esfuerzo de sacar el nombre.

Admito, aun así, que la película me ha gustado mucho y que, una vez más, el cine romántico, no solo se lleva al terreno de las féminas, sino que consigue que a los chicos “nos toque la patata” (y no solo la entrepierna por los muchos desnudos de Anne Hathaway de la que siempre me he considerado un rendido enamorado).

La historia empieza de una manera excelente y tal vez el papel de Hathaway haga, con su enfermedad, la historia algo más creíble, aunque, una vez más se juegue el rol de la comedia romántica de siempre. Chico conoce a chica, chica y chico se enamoran, chica o chico pierde al otro, y luego vuelven, FIN. Aunque visto, de alguna manera desde un prisma tal vez MUY diferente, o desde el lado contrario al cuento de hadas que muchas veces nos narran este tipo de formatos cinematográficos.

Aquí, hay un toque melodramático o tragicómico que bien haría las delicias de cualquier aficionado a los telefilms de sobremesa de Antena 3, el referido trasfondo del Parkinson leve que padece Maggie y que nos aproxima a la tragedia que viven los afectados de esta u otra enfermedad neurológica para la que aún no existe un tratamiento eficaz. La búsqueda desesperada del remedio en la que Jamie arrastra a Maggie, a pesar de que ella ya ha aceptado su terrible situación, es uno de los momentos más profundos de la cinta y reflexiona sobre la incredulidad que invade a los familiares de un enfermo, cuando toman conciencia del hecho de que la ciencia médica todavía no ha logrado encontrar el modo de combatirla y donde no queda más remedio que “apechugar” con lo que hay.

Tal vez, una de esas comedias románticas que, con el permiso de las excelentes “Olvídate de mi” y “500 días juntos” más me ha hecho “sentir” e incluso humedecer mis ojos durante la hora y pico de metraje que dura la misma.

En fin, déjense arrastrar por sus parejas al cine a ver esta película por que les aseguro que nos les defraudará, es más, si ha tenido 2 nominaciones a los globos de Oro (antesala de los Oscars), por algo será, no porque yo lo diga ¿O tal vez si? jejeje...

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.