0

Daybreakers

Posted by Stipey on 00:08
Photobucket
Año 2019. Un plaga desconocida ha transformado a la gran mayoría de la población en vampiros. La humanidad está al borde de la extinción. Los vampiros cazan a los pocos humanos supervivientes y los confinan en granjas para almacenar su sangre. Pero dicha solución, a medio plazo, no es factible. Los vampiros deben encontrar un substituto a la sangre humana. Un grupo de investigadores vampiros han llevado a cabo un relevante descubrimiento, capaz de garantizar la supervivencia de la raza humana.

Tras el éxito de los vampiros gracias a la saga “Crepúsculo” parece que en el mundo del cine han aplicado el “todo vale” y a día de hoy una película con sangre, colmillos y por ende, chupasangres (no confundir con chupacabras) es un éxito en taquilla cuasi-seguro, ais, señor@s, es la moda, es lo que vende, los estudios lo saben y ese corte cuasi-mayoritario de quinceañeros, que, no olvidemos son los que pagan la entrada del cine (también) lo saben, asi que hay que dar carnaza y cuanta más, mejor…

En este caso la historia es buena, una sociedad donde el vampirismo impera por doquier y donde los humanos son como ahora las vacas, meros instrumentos de los que dichos parientes del conde drácula se alimentan. Pero alguien descubre una cura para el vampirismo y se jodió lo que se daba…

Más o menos asi de facil podriamos reseñar la película que bebe (nunca mejor dicho) de fuentes como Gattaca, Dias extraños, e incluso el cine futurista más reciente, para traernos un relato pseudoapocaliptico que prometía mucho más de lo que al final viene siendo.

La película se salva por las actuaciones de los protagonistas (sin lugar a dudas el triplete protagonista), Ethan Hawke, Willem Dafne, y Sam Nelly que fuera de su papel de “Dr.Grant” en la saga “Parque Jurásico” sabe darle un toque diferente al villano de la función.

En fin, poco más para una cinta que podía haber prometido mucho más de lo que finalmente consigue (ciertas dosis de indiferencia por parte del espectador y una más que rutinaria sensación de olvido al abandonar el patio de butacas).

Enlaces a esta entrada
0

Capitalismo: Una historia de amor

Posted by Stipey on 00:05
Photobucket

El sueño americano se desvanece peligrosamente mientras muchas familias pierden sus puestos de trabajo, sus casas y los ahorros de toda su vida. Para descubrir a los verdaderos culpables de esta crisis planetaria, el irreverente Michael Moore se adentra en los estratos sociales de Estados Unidos, desde las viviendas más humildes, hasta los pasillos gubernamentales en Washington. Un documental que se pregunta cuál es el precio que paga el país más poderoso del mundo por su amor al capitalismo.

Vuelve Michael Moore, el mismo Michael Moore de “Sicko” y el mismo Michael Moore de “Fahrenheit 9/11” pero no con ese gracejo que logró en “Bowling for Columbine”, y es que tras ese mítico documental y esa especie de máquina de hacer billetes que parecía Moore y todo lo que tocaba (como si de un Rey Midas se tratase), ha perdido un poco el norte, ahora llevando la patata hacia el lado que le apetece, llevando el trasfondo o incluso intentando un doble tirabuzón sin éxito hacia las entrañas del espectador.
Y es que, no nos engañemos, en tiempos de crisis, hacer una peli sobre la crisis y sobre lo mal que esta todo, se le puede ocurrir a cualquier hijo de vecino, es cierto que en USA tal vez fue donde se inició la mecha del petardo, pero también es verdad que allí parece que van levantando cabeza, y sin embargo aquí no hay Dios que la levante (por mucho que nuestros políticos nos quieran hacer comulgar con ruedas de molino, o incluso con polvorones de la vega <- léase con 2 entonaciones o sentidos esto último)…
Moore le planta cara, e intenta explicar lo inexplicable, sin lograrlo, puesto que cuando uno termina de ver el documental tiene la misma cara que al principio, tal vez, algo más cabreado al darse cuenta de que las cosas están mal no solo en la esquina de tu casa, sino también en la esquina del planeta, cayendo en lo fácil de mostrar las familias desechas por las hipotecas, el dolor de ir al paro, y un largísimo etc…
A mi Moore, personalmente me cae bien, pero me parece un tipejo que, donde aparece, “la caga” y no solo tengo yo esa impresión, sino que se pueden ver en varios cortes de la cinta como muchos de los que pretende entrevistar, parodiar, ridiculizar o incluso vacilar, salen escopetados, y dejándole con la palabra en la boca, ni tan siquiera entrando al trapo a sus afirmaciones, y, lamentablemente, asi no se puede llevar “SU” espectáculo a buen puerto.
En fin, terminando, que tampoco es que la cinta dé para muchos más análisis, cae en los tópicos en más de una ocasión, y resulta muy facilona en otros (máxime cuando vivimos la peor de las crisis mundiales en siglos), y tampoco consigue darnos la formula de la Coca-cola, es más de lo mismo, Moore, pintado del mismo color que siempre (ese gracejo de izquierda norteamericana que él tiene), y que solo llegó a conquistar al público con la mítica “Bowling for Columbine”, esta, lamentablemente es, más de lo mismo.

Enlaces a esta entrada
0

Legión

Posted by Stipey on 00:03
Photobucket

En un futuro en el que Dios está harto de la raza humana y decide enviar a sus ángeles para exterminarla; sin embargo, el arcángel Miguel no está dispuesto a permitirlo y ayudará a un grupo de supervivientes.

Esta es una de esas películas que solo con ver el póster ya te llenan, y es que, me encontré con el susodicho a la salida del cine Capitol de Madrid, ahora no me acuerdo que salía de ver, pero dije vaya… ¡un ángel armado, que prometedor! Ya aunque la película sea un mojón, la iconografía del ángel armado hasta los dientes hace que uno tenga cierto interés, tal vez mis años en un colegio de curas hayan hecho que hasta un Cristo con 2 pistolas lo vea bastante “prometedor” (jeje), si a eso le unimos que la película fue presentada en la última comic-con de San Diego con éxito entre los fans del fantástico (entre los que me incluyo), pues ya lo tenemos todo, pero, con salvedades...

En el reparto tenemos a Paul Bettany, Dennis Quaid, Tyrese Gibson, Kate Walsh, Doug Jones y Kevin Durand, entre otros, por ejemplo todo un descubrimiento la joven (y atractiva) Adrianne Palicki, que interpreta a una mujer mezcla de la Virgen María con Sarah Connor.

La cinta llega a ser agobiante en algunos momentos, aunque también es verdad que ese corte post-apocalíptico le hace un flaco favor, aparte eso de juntar a una especie de bebe salvador (que en algunos momentos parece el John Connor de Terminator), las plagas del Apocalipsis, el anime de “Neo Genesis Evangelion”, los pseudos-vampiros de “30 días de oscuridad” y con esta mezcla no solo no consigue que uno se crea lo que esta viendo (unos ángeles vengadores que bajan a la humanidad en [rizando el rizo] la ciudad de Los ángeles), sino que además las escenas de acción, sobre todo ese enfrentamiento entre San Miguel y el arcángel Gabriel además de confusas pueden resultar extrañamente risibles.

Si bien, junto con el personaje de Bettany, hay uno que me encanta y es, una vez más ese hombre de las mil caras que es Doug Jones, que suele interpretar a buena parte de los bichos que aparecen en pantalla, de ahí su facilidad para hacer “fácil lo raramente difícil” una vez más envuelto bajo toneladas de maquillaje y efectos CGI de los que la película tiene a mansalva, cutres pero a mansalva.

Se supone que la cinta tiene visos de ser una trilogía, pero, en España su estreno se ha pospuesto hasta en 3 ocasiones y la recaudación en USA fue brutal en su primer fin de semana, ¿estaremos ante una nueva saga de ángeles vengadores? El tiempo lo dirá.

Enlaces a esta entrada
0

Todo incluido

Posted by Stipey on 00:01
Photobucket

Cuatro parejas realizan el sueño de su vida viajando a una isla paradisíaca. Una de ellas va con la intención de solucionar sus problemas matrimoniales, y las otras tres tienen la intención de divertirse con las motos de agua, relajarse en el spa y pasarlo bien en general. Pero no tardan en descubrir que la participación en la terapia de pareja que ofrece el hotel no es opcional. La oferta de grupo tiene un precio...
Todo incluido es una comedieta simple, con un planteamiento simple y que engloba a un grupo refinado de intérpretes que pretenden que uno pase casi 2 horas como si estuviera de vacaciones ¿lo consigue? Pues si os soy sinceros creo que solo al 50 % (vaya, ahora que me doy cuenta, igual que en la peli), ya que hay partes muy buenas y con unas alucinantes dosis de comedia, y otras que caen en lo más chuflo, simple y poco rebuscado que uno puede ver en el cine en la actualidad…

Es cierto que las comedias que protagoniza Vince Vaungh parecen cortadas siempre por el mismo patrón, ya sea “separados” junto a Jennifer Aniston, “Como en casa en ningún sitio” junto a Resse Witherspoon, o esta que hoy nos trae, y aquí, o en esta, la “gracia”, está, en el resto de compañeros del reparto, desde Marlin Akerman (cuya carrera empieza poco a poco a despegar tras “watchmen”), Jason Bateman, que empieza a hacerse una cara conocida en toda comedia que se precie, el actor/director de cine John Favreau (director de esa maravilla de adaptación al comic que es “Iron Man”), asi como una de las protagonistas de la serie (y también película’s) “Sexo en NY” Kristin Davis y la televisiva Kristin Bell, además del cómico y monologuista norteamericano Faizon Love, a eso le unimos la aparición de Jean Reno (o Juan Moreno, como a mi me gusta llamarle), y con esto ya tenemos la película más o menos realizada.

Es cierto que el paisaje (alucinante) hace mucho, aunque, una vez que uno ve el trailer (empiezo a pensar que deberían estar prohibidos), ya sabe un 90 % de los puntos graciosos que se va a encontrar, y la sensación de sorpresa y/o diversión va decayendo durante las 2 horas de proyección.

En fin, no me apetece alargarme más, si bien es divertida, podría haber dado mucho más de si, vaya, igual que unas vacaciones en un complejo de las características que narra la cinta.

Enlaces a esta entrada
0

Historias de San Valentin

Posted by Stipey on 23:57
Photobucket
Desde el primer sentimiento de juventud, hasta el matrimonio de ancianos que rememora toda una vida; desde las primeras citas, hasta los compromisos a largo plazo; desde la actitud de los solteros empedernidos, hasta el pesar de los amantes no correspondidos. El amor tiene muchas combinaciones y el día de San Valentín es un buen momento para explorarlas. Esta es la historia de un grupo de personas que entrelazan sus vivencias, a través del romanticismo y el desamor, en la ciudad de Los Ángeles.

Teníamos pensado haber acudido al cine a verla el día 14, que era el día que correspondía, pero el frío reinante ese día y la pereza hizo que tan romántica fecha optáramos por una comida romántica (no piensen mal) y quedarnos en casa retozando (digo lo mismo que antes).

Y es que, una vez más, estamos ante una edulcorada y casi diabética comedia romántica, donde, los hombres acudimos siempre como acompañantes consortes, y tenemos que aguantar las 2 horas de duración de este, una vez más, bochornoso espectáculo cinematográfico.

Poco puede sorprender a alguien que se haya trillado un poco el cine, puesto que, una vez más, al estilo de “Manuale de Amore” o “Love Actually” tenemos otra cinta de historias que se entrecruzan entre si.

Al estilo de todas las de Garry Marshall (este hombre no evoluciona ni aunque lo maten), parece un “especial” de una serie o algo por el estilo, donde tienen que aparecer muchas estrellas, me parecido demasiado simplona (muy previsible de principio a fin), y solo me gustaron las chicas, Jessica Biel, Jessica Alba, Jennifer Garner (aunque tiene unas piernas horrorosas y coincido en los que me dijeron que el doblaje le hace flaco favor a su voz…), y sobre todo (suspiro) Anne Hathaway, que me encanta, que como he puesto en mi facebook es el prototipo de chica que me gusta, morena, blanquita de piel, labios carnosos, culona… ¡Joder, lo tiene todo! Cada vez que aparecía en pantalla se me caía la baba..

Que mal esta envejeciendo Julia Roberts, por Dios!! La que fuera novia de América, ahora se pasea por pantalla, con más pena que gloria, e incluso se permite un chiste final hacia “Pretty Woman” que hay que saber leer entre lineas, por cierto otro que ha envejecido tremendamente mal es el actor y uno de los actores fetiches de Garry Marshal, Hector Elizondo que, aunque en la película hace un excelente trabajo junto a la veterana Shirley Mclaine, se nota que, no solo pesan los kilos, sino también los años.

En fin, este pastiche, con sabor a sacarina, consigue que uno salga del cine con un dolor de muelas, y con los dientes tan sumamente picados como si se hubiera comido una tonelada (a cucharadas) del más pesado y refinado azúcar.

No apta para diabéticos (advertidos quedan).

Enlaces a esta entrada
0

Precious

Posted by Stipey on 22:16
Photobucket

Precious Jones tiene dieciséis años, es negra y casi analfabeta, y espera su segundo hijo. El primero lo tuvo a los doce años, y el padre de ambos es su propio padre. Vive en Harlem, en la ruinosa Lenox Avenue, el reino de los invisibles, de los sin voz, con su madre, una reclusa obesa y cruel que mira la televisión sin cesar, devora la comida que Precious le prepara y la somete a los más denigrantes abusos. Forzada a abandonar la escuela a causa de su embarazo -y el último y precario vínculo que la ligaba al mundo-, Precious acaba en un instituto para casos desesperados. Pero allí, en el último escalón de aquellos que ya han bajado todas las escaleras, está la señorita Rain, una maestra joven, combativa y radical, y Precious tendrá la posibilidad de recuperar su voz y su dignidad.

Sin esforzarme demasiado sé que esta película y tal vez “Invictus” sean las favoritas a los Oscar’s, y es que ya sabemos que a los académicos les pierden este tipo de filmes, dramas lacrimógenos, en algunos momentos, sorprendentemente soporíferos, y que al final acaban siempre con un tufillo a “moralina” que dejan al espectador en la butaca satisfecho con lo que ha visto, ha sufrido e incluso se le ha encogido el corazón con la historia.

Precious es lo que vende su cartel, lo que vende su argumento y lo que vemos en el trailer y en la información que nos han suministrado por la red, una chica obesa a la que todo le sale mal, vaya, que no da una a derechas o parece que le ha mirado un tuerto, y que por, avatares del destino, aparece, haciendo otro paralelismo cinematográfico, de esos que tanto me gustan hacer a mi, en la película que protagonizó Michelle Pfeiffer, “Mentes peligrosas”, cinta que todos recordaran por el repetitivo hit del rapero Coolio, “gangsta paradise”.

Pues bien, junten la típica película de sobremesa de Antena 3, con la cinta que antes les he dicho, échenle unas pequeñas gotas de “hairspray” (más que nada por su oronda protagonista), y piensen en todos los males que le pueden acontecer a una joven negra de 16 años en pleno Harlem de New York, en mi estancia en esta ciudad mi hotel estaba en Queens y era casi tan deprimente como en Harlem, aunque me negué a visitarlo cuando me ofrecieron la excursión que llaman “contrastes”, ya que, nunca he sido amigo de observar la vida de la gente, como si de monos de feria se tratara…

No hay que esforzarse demasiado, sabiendo que esta será la gran triunfadora de la gala de este año, puesto que aporta lo que uno espera, una actriz debutante, (excelente el trabajo de la protagonista), una historia de superación personal, aún siendo analfabeta aprende a leer y a escribir, y además, madre con 2 hijos una de ellas con síndrome de Down; habría que ser muy pero que muy cazurro para no vislumbrar que por lo menos 2 o 3 estatuillas (en las que esté nominada), caerán fijo, el resto, la pedrea, ya veremos, dijo un ciego…

Dejando a un lado los Oscars tenemos a gente como Mariah Carey, sin maquillaje, intentando mostrar su dramatismo poniendo caretos, Lenny Kravitz con el pelo recogido, y la sensacional Mo’nique, que hace de la madre de la protagonista y que para mi es la segunda mejor actriz de la cinta con permiso de la prota.

Superando esto, o buscando la cuadratura de un círculo, pues eso, una historia más vista que el TBO, que sorprenderá a pocos (muy pocos), y que tiene algún que otro momento que consigue que se te encoja el corazón, pero todo está tan medido y preparado que falla en el resultado final. El resultado en al gala ya me lo dirán ustedes, pero yo apuesto que arrasará por lo que ya he comentado.

Enlaces a esta entrada
0

En tierra hostil

Posted by Stipey on 22:17
Photobucket

La película trata del intenso día a día un comando especializado en desactivación de explosivos durante la guerra de Irak liderado por el sargento Thompson. Cuando éste fallece en el transcurso de una misión, la Unidad queda al mando del impredecible y temerario sargento James (Jeremy Renner).

Algo que siempre me ha llamado muchísimo la atención, será por haber pasado mi infancia en un barrio donde día si, día también, éramos objetivos de la banda terrorista E.T.A., ha sido siempre los artificieros, esto es, los encargados de desactivar los explosivos, esos que con un traje “forrado” y/o con un robot, consiguen que las bombas dejen de causar daños a personas inocentes, y como, esta manera de “hacer el bien” forma parte de muchas de las personas que se dedican, tanto en la policía, como en el ejercito, a esta “noble tarea”.

La cinta esta dirigida por Kathryn Bigelow, que lidiaria en los Oscar’s con James Cameron, a mejor película por “Avatar”, la directora también es autora de grandes cintas como “K-19: The Widowmaker”, “Le llamaban Bodhi” o “Días extraños”.

El protagonista es Jeremy Renner, que tal vez no os suene por el nombre, pero ha sido secundario de excepción en infinidad de series y películas, sin ir más lejos en la adaptación a la gran pantalla de “Los hombres de Harrelson”, completan el reparto Anthony Mackie y Brian Geraghty, además de contar con breves intervenciones de actores como Guy Pearce, Ralph Fiennes o la atractiva Evangeline Lilly (Lost).

La cinta, es una de esas películas en las que, aparte de estar las casi 2 horas de metraje que dura con los nervios en tensión, nunca paran de suceder cosas, tanto desde la escena que abre la misma, hasta el final de la película, todo esta perfectamente medido, preparado y bastante bien llevado para que el espectador “quiera más” a cada min. que pasa.

En toda película siempre hay un “pero” tal vez, en esta sea que en algunos momentos la cinta se pierde en planos superfluos que poco, por no decir nada, tienen que aportar al film, y que, tal vez, hubieran conseguido que la cinta hubiera tenido una duración Standard (hablo de la consabida hora y media).

Si hay algo que tengo que destacar en la filmografía de Bigelow, es que le da a cada personaje la importancia que tienen, aportando una dureza y unas pequeñas (y a la vez cuidadas) dosis de dramatismo, el justo, sin pasarse… En este caso el trío protagonista tiene ese “ten con ten” que hace que cada uno aporte lo que el otro necesita, y así sucesivamente.

Ya lo creo que la cinta no ganará el Oscar, a los académicos les gustan los dramones y/o las cintas de superación personal, y esta, desgraciadamente es una cinta de acción bélica que no llega en ningún momento a nada de lo que tanto suele gustar a la academia premiar.

Si os gusta la acción, las películas bélicas y os sentís más o menos identificados con los artificieros (siempre fuisteis de los que queríais cortar el cable azul o el rojo), vais a pasarlo en grande con esta genial y a la vez impactante cinta bélica. No os arrepentiréis de lo gastado en taquilla. PALABRA.

Enlaces a esta entrada
0

Up in the air

Posted by Stipey on 22:18
Photobucket

Ryan Bingham (George Clooney) es un experto en despedir a gente, contratado de forma externa por otras empresas para reducir personal. Ryan lleva mucho tiempo contento con su despreocupado estilo de vida, viviendo por toda Norteamérica en aeropuertos, hoteles y coches de alquiler. Puede llevar todo lo que necesita en una maleta con ruedas. Es un miembro mimado y de élite de todos los programas de fidelización de viajeros que existen. Y le falta poco para alcanzar el objetivo de su vida: conseguir una secreta y desorbitada cifra de millas de viajero habitual, que le daría acceso a un restringido y selecto club. Sin embargo Ryan no tiene nada auténtico a lo que aferrarse. Cuando se siente atraído por una atractiva compañera de viaje (Vera Farmiga), otra viajera frecuente, el jefe de Ryan (Jason Bateman), animado por una joven y advenediza experta en eficiencia (Anna Kendrick), amenaza con atarle a un despacho. Enfrentado a la perspectiva, a la vez terrorífica de ser destinado a un puesto fijo, Ryan empieza a meditar sobre lo que puede llegar a significar el tener un hogar de verdad.

Nunca algo tan leve como una canción “The passenger” de Iggy Pop, de la cual mis adorados R.E.M. han hecho versión, me empujó con tanta fuerza a ver esta película, y eso que del director de “Juno” y “Gracias por fumar” solo me gustó la primera, y es que el hijo de Ivan Reitman (Jason Reitman) es uno de esos directores que, te tiene que caer en gracia, o te gusta su estilo, algo alternativo y advenedizo o vas jodido…

Todas las criticas y/u opiniones que había leído de la película me confirmaban que, aunque estando delante de una gran cinta, lo peor era el final, siento estar en completo (y alegre) desacuerdo, si uno espera que la cinta termine como se supone que tendría que terminar si que sería un auténtico chasco…

Y es que, la cinta de Reitman, que parece que ha remontado el vuelo tras la siempre genial “Juno”, analiza las miserias del personaje de Clooney a la perfección, para aquellos que viajan con frecuencia por motivos laborales, siempre te cuentan lo mismo, su vida en aeropuertos, hoteles, aviones y esa, extraña y a la vez curiosa sensación, de no saber en que sitio están (de ahí que en la película cada cambio de ciudad nos lo anuncien con el nombre de la misma, para que al menos nosotros no nos perdamos).

El personaje de Vera Farmiga es, la versión femenina de el de Clooney, que parece ese “pegamento” que consigue que la vida que él tiene no se desmorone como un castillo de naipes y, sin embargo, al final no es todo ese mundo que uno espera tener a su alrededor lo que realmente acaba sucediendo (o como uno espera que suceda).

Tal vez como nota negativa diré que algunas situaciones se pierden en exceso, y pueden llegar a parecer lentas, pesadas e incluso repetitivas, pero creo que es lo que nos quiere mostrar el director, la monotonía del trabajo del protagonista, que ya es para él casi un acto mecánico sin importarle el componente humano que de el trasciende.

Sinceramente me ha gustado, además bastante, también porque Anna Kendrick (la acompañante de Clooney en sus viajes) aporta la nota graciosa y chisposa ante el talante serio del protagonista, como esos personajes cómicos que aparecen en las pelis de Disney…

En fin, parece que Reitman le ha cogido cierto “arte” a esto de filmar buenas cintas y esta no es una excepción, aunque esperaba algo más, no me he sentido defraudado en absoluto.

Enlaces a esta entrada
0

Invictus

Posted by Stipey on 22:19
Photobucket

Película basada en el libro de John Carlin "The Human Factor: Nelson Mandela and the Game That Changed the World" y ambientada después de que Nelson Mandela saliera de la cárcel y se convirtiera en presidente de Sudáfrica. Poco después, en 1995, el país celebró el campeonato del mundo de rugby, tras años de ser excluidos de las competiciones debido al apartheid. Evento que Mandela (Morgan Freeman) impulsó y utilizó, con la ayuda de la estrella de rugby Francois Pienaar (Matt Damon), como vía para acabar con el odio y la desconfianza existente durante décadas entre la población blanca y negra del país.

Nelson Mandela no es Morgan Freeman, al igual que Morgan Freeman no es Nelson Mandela, se ponga como se pongan, lo plasmen como lo plasmen o incluso lo pinten como lo pinten (bueno esto último no), lo siento pero, por muy bien que Freeman hace el trabajo del presidente de Sudáfrica, no consigo desligar (ni por un minuto), la imagen del actor de la de dicho personaje histórico, y es que son, completamente diferentes, aunque nos los intenten “vender” como iguales.

Vale, estamos ante una película, nuevamente Eastwood consigue ponernos los pelos como escarpias con su nueva cinta como director y al aparecer su nombre al inicio y al final de los créditos uno respira aliviado a sabiendas que ha degustado un producto de calidad, vaya es como lo que al buen jamón o al buen vino se refiere.

La pega, por ponerle una es que uno no consigue separar al actor del personaje, y te tiras toda la película viendo a Freeman interpretar a Mandela, pero sin llegar a mascarlo del todo, no sé si me explico bien.

Ojo, el trabajo del interprete de Million Dollar Baby es tremendo y llega incluso a no solo captar la esencia del presidente, sino que además capta muchos de sus tics (como si de un carlos latre se tratara, jaja), pero sigo viendo al actor y no al presidente, por muy inconmensurable que sea su trabajo.

No me pasa así con el otro protagonista, el de Matt Damon, muchísimo más creíble que el de Freeman, aunque su aporte en la trama sea igual, pero menor su importancia, y/o su relevancia en la misma, pero si puedes ver en él a Peinaar, el capitán de la selección de rugby.

La época, los hechos, y sobre todo los partidos, están excelentemente bien tratados y mejor filmados, de hecho, aunque no te guste el rugby (como es mi caso) consigue emocionarte en algunos lances de los mismos…

Es cierto que tal vez la película sea ese americanismo barato disfrazado de otro país, que ahora parece que se ha puesto de moda en el cine, vaya, coger a otro país y hacer de él como si fuera algo que sucedía o sucedió en USA, y en este caso la película de Eastwood lo consigue con creces.

Otro dólar dorado en la filmografía del director.

Enlaces a esta entrada

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.