1

The Cove

Posted by Stipey on 21:11
Photobucket

La película reseña el viaje de un ex entrenador de delfines para documentar las operaciones de cacería de delfines en Taiji, Wakayama, Japón. En los 1960s, O'Barry ayudó a capturar y entrenar 5 delfines silvestres, que compartieron el papel de Flipper en la exitosa serie de televisión del mismo nombre. El show, un fenómeno de la cultura pop, generó una amplia adoración pública por los delfines, influyendo en el desarrollo de parques marinos que incluían delfines en sus atracciones. Luego que uno de los delfines, en opinión de O'Barry, cometiera una especie de suicidio en sus brazos al cerrar voluntariamente su orificio respiratorio para sofocarse, O'Barry comenzó a ver el cautiverio de delfines como una maldición, no una bendición. Días después, fue arrestado a las afueras de la isla Bimini, intentando hacer un hoyo en un redil marino para liberar a un delfín capturado Desde entonces, de acuerdo al filme, O'Barry se ha dedicado tiempo completo a abogar por los delfines en todo el mundo.

La primera vez que tuve conocimiento del documental fue a través de la campaña de presentación del documental, que muchos canales de televisión emitieron y en donde podíamos ver a muchísimos famosos poniéndose en lugar de los delfines, recuerdo que vi la campaña en Canal + y que me llamó poderosamente la atención ya que, por otra parte ¿A quién no le cae bien un delfín?

Cuando casi me había olvidado de dicha campaña y gracias a un familiar (Gracias José) me topé con la película y admito que desde el principio uno se deja embaucar por la historia, que nada tiene que ver con el género que estamos acostumbrados a ver, me refiero a ese “trasfondo” que intenta dar, por ejemplo Michael Moore o Morgan Spurlock, por decir a 2 recientes que utilizan este recurso tan “maniqueista”, sin embargo, O’barry deja ahí la historia y luego nos mete en “el ajo” o en la acción, como prefiráis llamarlo.

Tenemos desde el principio, al más puro estilo “Ocean’s Eleven” a un grupo, de lo más variopinto, sin duda, y como los va colocando cada uno para cumplir su función, el resultado, a la vez que espectacular es dramático, ya que, uno se percata de que en Taiji, se comete una auténtica matanza de un animal que, como ya he dicho, raro es aquel por el que no siente cierto aprecio.

Finalmente es el propio O’barry el que se encarga no solo de dar el alegato final, sino también, como si de un justiciero se tratara, llevar la matanza incluso a ojos de aquellos que pretenden (y no consiguen) mirar hacia otro lado, eludiendo, de un modo u otro, tan cruel matanza.

Sin lugar a dudas es de esos documentales que, primero es imposible que te deje indiferente y segundo, deja ese “poso” del que a mí siempre me gusta hablar cuando veo una cinta (o documental) que deja huella en tu interior.

1 Comments


una auténtica pasada

http://elblogdejat.wordpress.com/2010/09/23/the-cove-2010/

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.