0

Memento

Posted by Stipey on 19:35
Photobucket

Bienvenidos. Les presentamos a Leonard Shelby. Viste un traje de marca claro y una camisa de seda. Conduce un Jaguar. Pero vive en anónimos moteles y, si se quita la ropa, comprobarán que tiene el cuerpo cubierto de tatuajes con notas de cosas que no debe olvidar. "Matar a John G...", "John G... mató y violó a tu mujer".... Tatuajes que representan su único interés en la vida, su leiv-motiv: la venganza. Encontrar y castigar al hombre que violó y asesinó a su esposa. Una búsqueda que todavía es más difícil porque sufre una especial amnesia: recuerda todos los detalles de su vida antes de la desgracia, pero no lo que ha hecho un cuarto de hora antes.

Llevo con la película en casa en DVD desde hace casi una década, vaya, desde poco después de que se estrenara la película y saliera después en DVD (2000), pues bien, siempre me había negado a verla, creo que la única vez que lo intenté fue habiendo estado de baja en casa, y puesto que ni mi cuerpo, ni mi mente estaban para muchos bailes, acabé con cara de pocos amigos, sacando el DVD del reproductor y colocando la película en la estantería de “pendientes”.

Ha sido el estreno de “Origen” y el paralelismo que muchos establecían entre ambas películas lo que me empujó a visionarla, desempolvarla de la estantería, y atreverme a lanzarme en picado por este tobogán que Nolan nos montaba en su segunda película, primera para el gran público, tras su opera prima “Following”.

“Memento” es una cinta difícil de visionar, difícil de mascar, y mucho más difícil de digerir, para estómagos cultivados, y es que, al terminar la cinta uno tiene que “componerla” en su cabeza, mascarla y desarrollarla hasta llegar a entenderla, es por eso que uno tras terminar su visionado necesita unos minutos de reflexión, o incluso de días. Es más, incluso un segundo visionado para aclarar ideas, conceptos, desarrollar sus teorías y darles empaque, entidad, y que la apuesta mental tenga o no algo que ver con lo expuesto en pantalla. Vaya, que no es una cinta fácil, como ya he comentado.

Aunque es una cinta fácil, un hombre quiere vengarse del asesinato de su mujer, primero investiga y después masca su venganza, el problema de la cinta es que nos la narran desde el prisma del protagonista, excelente Guy Pearce, además del resto de actores que componen el elenco.

El protagonista, que tiene un curioso desorden mental (no consigue recordar más de 15 min y al llegar estos se procede a hacer un rewind que le deja exactamente igual que cuando empezó), con esa pauta es Nolan quien nos lleva a su terreno, y claro, si te fias del protagonista y su desorden, los tatuajes que lleva y las notas que se va dejando a sí mismo, mal vamos.

“Memento” es de esas cintas que hay que ver, descubrir, investigar, mascar teorías, y disfrutar, de principio a fin, uno de esos pequeños placeres que el cine nos concede alguna que otra vez en la vida.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.