0

Increíble, pero falso

Posted by Stipey on 13:36
Photobucket

La acción transcurre en otra realidad, donde no existe la mentira, ni siquiera como concepto. Todos, desde los políticos, pasando por el hombre y la mujer de la calle, hasta los publicistas, dicen la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, sin pensar en las consecuencias. De pronto, un perdedor nato llamado Mark Bellison desarrolla la capacidad de mentir, y no tarda en descubrir que la falta de sinceridad tiene grandes ventajas. En una sociedad donde cada palabra es una verdad absoluta, Mark no tiene problemas en trepar hacia la fama y la fortuna inventándose historias. Pero ya se sabe que las mentiras corren como la pólvora, y las de Mark empiezan a tomar un cariz preocupante porque todos se las creen a pies juntillas. El mundo está pendiente de lo que dice. Sin embargo, sus mentiras no convencen a una persona: la mujer a la que ama.

Lo de una realidad donde no existe la mentira me llamó la atención desde el primer momento que leí el argumento de la cinta, imaginaos una sociedad, tal y como está la que vivimos ahora, donde nadie pudiera mentir, máxime ahora cuando todos, por H o por B todos mentimos más que hablamos, y viceversa, también admito que cuando leí que en el cast aparecía Jennifer Garner (mi adorada gracias a la serie de TV “Alias”) no dude un minuto en que tenía que ver la película.

La verdad es que la cinta es una suerte de “Mentiroso Compulsivo” (como si fuera una secuela de la cinta de Jim Carrey) solo que protagonizada por el siempre en alza Ricky Gervais, este no solo consigue que al principio nos congratulemos con los avatares de su vida, y nos sintamos identificados por que motivos le empujan a mentir como un cosaco, sino que según van pasando los minutos, y dándose la vuelta a la tortilla descubrimos, nuevamente de la mano de Gervais, que la mentira, a priori, no es tan buena compañera de viaje como parece.

Es cierto que la película tiene partes míticas: Por ejemplo la primera vez que inocentemente Gervais miente, cuando se inventa “todo el rollo” del cielo, el infierno, Dios, etc… Que no sé a vosotros, pero a mi me dio bastante que pensar en lo que son (y vienen siendo) las religiones y las barbaries que se han cometido históricamente “en nombre de Dios” aunque, lamentablemente al final la cinta se cierre de una manera tan sosa y facilona que convierta los primeros y sinceros minutos en una mera anécdota y la película en una cinta fácil de visionar, que deja solo un pequeño poso, y que también se olvida con mucha facilidad.

Efectista en algunos momentos pero muy muy facilona.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.