0

No es tan fácil

Posted by Stipey on 22:24
Photobucket

Jane (Meryl Streep), madre de tres hijos mayores, tiene un negocio de panadería/restaurante que funciona francamente bien en Santa Bárbara. Lleva diez años divorciada y tiene una relación amigable con su ex marido, el abogado Jake (Alec Baldwin). Pero todo se complica cuando Jane y Jake se desplazan fuera de la ciudad para asistir a la ceremonia de graduación universitaria de su hijo. Una cena inocente acaba de un modo inimaginable: una aventura amorosa. Jake se ha vuelto a casar con Agness (Lake Bell), una mujer mucho más joven, y Jane es ahora "la otra".
Adam (Steve Martin), el arquitecto al que Jane ha contratado para remodelar la cocina, se ve atrapado en medio de este renacido romance. Está en pleno proceso de divorcio y le gusta Jane, pero no tarda en descubrir que forma parte de un triángulo amoroso.
¿Deben Jane y Jake seguir con sus vidas? ¿De verdad el amor funciona mejor la segunda vez? Qué complicación.

Comedia romántica y Meryl Streep es fruto de que a uno le guste lo que ve, máxime cuando encima Streep hace fácil lo difícil, vamos como las cintas donde aparecen Diane Keaton o Diane Lane, son actrices que, como en el título de la peli, hacen fácil lo difícil, y consiguen cierta complicidad y/o picardía con el espectador.

En este caso se juega al enredo con varios actores y situaciones por todos conocidas, es más, en algunos momentos, el espectador se siente complice de lo que sucede en pantalla, y eso que el argumento, creado por la misma guionista que nos trajo “En que piensan las mujeres?” hila un triángulo amoroso no del todo real pero, que se podría dar (todo es ponerse), en el mundo real. Aunque, si un hombre abandona a una mujer por otra más guapa (joven) y atlética, es difícil que dé marcha atrás y vuelva por donde vino ¿verdad?

Acompañando a Streep tenemos a Steve Martin y a un orondo y viejo Alec Baldwin (que mal le ha sentado al bueno de Baldwin el divorcio de Kim Bassinger, ¡POR DIOS!), que intentan sembrar junto a la protagonista una pequeña dosis de bis cómica.

El final, por todos conocido, no deja a nadie indiferente, de hecho es de esos que, ni sorprende, ni deja nada a la insinuación ni imaginación, aunque como una comedia romántica más, deje buen sabor de boca (no se puede esperar más de menos…).

En fin, un relativo buen ejercicio de comedia realizado por una estupenda actriz y un mejor reparto.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.