0

Nine

Posted by Stipey on 22:21
Photobucket

El director de cine Guido Contini (Daniel Day-Lewis) se encuentra en Roma en mitad de una profunda depresión. No consigue recuperarse a nivel profesional, ni tampoco su vida privada está en un buen momento. Varias mujeres le atormentan, entre ellas su esposa (Marion Cotillard), su amante (Penélope Cruz), su difunta madre (Sophia Loren), su musa (Nicole Kidman), su diseñadora de vestuario y confidente (Judi Dench) y hasta una periodista americana que le persigue (Kate Hudson). Todo ello mientras intenta centrarse en la producción de su última película.

¿Qué pasa cuando se tiene un reparto de lujo, un oscarizado director, una buena banda sonora y detrás una excelente compaña de marketing, aderezada por un éxito musical en Broadway? (aparte de un descomunal presupuesto de 54 millones de $) Que el resultado debería ser la leche ¿verdad? Que tendría que ser una de esas cintas inolvidables, un musical, a la altura de los grandes del cine (y de Broadway) además de una de esas películas a las que avala un éxito de critica, público y como no de premios, además de unas espectaculares recaudaciones en taquilla (a día de hoy en USA ha hecho unos mediocres 16 millones, en la sala apenas éramos 10 personas viéndola)…

Vayamos por partes que aquí hay mucha tela que cortar, el musical en el que se basa la peli (basado a su vez en “8 y medio” de Federico Fellini), lo “petó” en Broadway, y tanto nuestro Antonio Banderas como Raúl Julia anteriormente, dieron vida al protagonista en el teatro, en el cine la primera opción fue Javier Bardem, pero decidió tomarse un descanso tras el Oscar y le sustituyó Daniel Day-Lewis, actor que me cae muy bien, pero que aquí esta francamente fatal…

En cuanto a ellas, es que es difícil, con semejante casting decir que alguna esta mal, desde Sophia Loren, pasando por Judi Dench (que protagoniza uno de los mejores números musicales de la película), llegando a Fergie, la cantante de los Black Eyes Peas (otra que lo hace francamente bien en su número), asi como Kate Hudson, aunque el color de los subtitulos se confunda con el de la escena, otra que me llega a sorprender, lo hacen francamente bien, de lujo vaya…

Pero, en la parte negativa veo a Nicole Kidman, que simplemente está ahí “por estar”, como si su sola presencia ya fuera “algo” que nos empujara a reverenciarla, admirando cada poro de su operada y botoxizada piel, Penélope Cruz, que pasando de mi fobia hacia la de Alcobendas (lo siento, por muy buena que esté y por mucho que me gusten las mujeres morenas de rompe y rasga ¡No puedo con ella!) s limita a ser una mujer florero ligera de cascos y bastante lamentable, para luego terminar con Marion Cotillard, la que empezó despuntando como embarazadisima esposa de Billy Cudrup en la fascinante “Big Fish” de Tim Burton, que dejó a todos estupefactos en “La Vie Rose” dando vida a la cantante francesa Edith Piaf (que la valió un Oscar) y que en “Nine” solo sus miradas sean lo único que merezca la pena destacar o deslumbrar, ya que sus 2 números musicales son tan simples y vacuos que uno termina igual que ha empezado.

En definitiva: El argumento es una mera anécdota, los números musicales aparecen como metidos con calzador, casi “cronometrando” los tiempos en que cada “celebrity” tiene que aparecer en pantalla (como si estuvieran pactados por contrato), y el resultado, quitando 3 números musicales dejan mucho, mucho, mucho que desear.

No me extraña que en los globos de Oro, los bichos azules de James Cameron hayan machacado a esta película.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.