0

Dieta Mediterranea

Posted by Stipey on 16:43
Photobucket
Dieta mediterránea nos cuenta la historia de Sofia, la mejor cocinera del mundo, y la de los dos hombres que la convirtieron en leyenda.
Sofía nace prematuramente en una barbería, rodeada de hombres que necesitan un corte de pelo el mismo día de junio de 1968 en que Bob Kennedy es asesinado. Durante quince años, crece entre los fogones y las mesas de la casa de comidas de sus padres. Mujer trabajadora, ambiciosa e imprevisible, no tarda en enamorarse de dos hombres. Toni es el yerno que a toda madre le gustaría tener, de hecho se casa con él y tiene tres hijos; Frank, sin embargo, es el representante que todo artista querría tener, y es la persona que le descubre el secreto de la alta cocina. Con los dos llega a un acuerdo profesional y amoroso que revolucionará el mundo de la cocina.

Lo que en principio parecía una comedia sobre cocina, comida y demás menesteres, al estilo de “Fuera de Carta”, por poner un ejemplo de similares características de lo que uno espera encontrarse, se torna en una cinta difícil de calificar, ya que ni te ríes (creo que solo he sonreído levemente en una ocasión), ni tan siquiera te hace gracia, ni te sientes identificado con lo que proponen, ni siquiera de pasada.

Tal vez, táchenme de antiguo si es menester, (ya que de hecho es un comentario que a menudo le suelo hacer a mi mujer), que tal vez, a mis 30 y pocos años empiezo a desmarcarme de lo que antes era “normal” y que ciertos rollos, como el que plantea esta cinta que hoy nos trae, a mi, me superan, tanto física como mentalmente, más lo segundo que lo primero, y es que, eso de los tríos, de que cada uno asuma el rol en esa extraña “tripareja” y que incluso se vea normal, ya digo, me supera.

Vayamos pues, tras 2 párrafos en lo que poco, o nada he dicho de la cinta, a analizar un poco la película, por un lado a Olivia Molina, que hay que ver lo maja que se ha puesto esta chica con los años (a mi que no me llamaba nada la atención y lo guapetona que se ha puesto), después a Paco León, que no se quita el sambenito de Luisma ni de coña, puesto que en cada película que le he visto aparecer sigue haciendo más o menos el mismo papel, imagino que tendrá más registros, pero parece que el único que hace gracia al público es el que le ha llevado a la fama, por último al televisivo y casi desconocido Alfonso Bassave, al que hemos visto en “8 citas” y en alguna que otra serie de televisión.

Por cierto, en la cinta se nota sobremanera la mano de Joaquin Oristell, puesto que la cinta huele a “Rivales” su anterior trabajo como guionista y a la simple pero graciosa “va a ser que nadie es perfecto”, y tiene algún que otro toquecito de cintas anteriores en su filmografía, vaya parece que el buen hacer del director deja su impronta en la película.

En fin, no es una comedia, aunque lo parezca, ni es un drama, aunque pudiera serlo, es un batiburrillo sobre amor y cocina, y nada más puedo añadir.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.