0

Noche en el Museo 2

Posted by Stipey on 10:27
Photobucket

El vigilante jurado Larry Daley (Ben Stiller) se ve obligado a decir adiós a todos sus amigos cuando deciden hacer el museo de Ciencias Naturales más "interactivo" y sustituyen todas las figuras por hologramas. Sus amigos históricos son empaquetados y enviados a los archivos del famoso Smithsonian, en Washington, DC., el museo más grande del mundo. No han pasado ni 24 horas cuando Larry recibe una llamada de Jedediah, el cowboy en miniatura, y descubre que la tabla de Ahkmenrah ha sido extraviada y esto ha hecho que el Smithsonian cobre vida. Para salvar a sus amigos, Larry tendrá que viajar a Washington, DC y luchar contra Kahmunrah, Al Capone, Iván el Terrible y Napoleón que han planeado un complot para apoderarse de la tabla. En medio del caos, Larry hará nuevos amigos, como Amelia Earhart o Albert Einstein que le ayudarán a detener el complot y salvar el museo.

La primera película de “Noche en el museo” me pareció muy entretenida, tenía sus chorradas, y ese tufo de cine familiar (incluso Made in Disney) de antaño, cosas como las películas de Herbie, de un candidato muy perruno, o de “el abuelo está loco”, pero dejaba un argumento familiar que, estrenándose en las fechas que se estrenó (dando el pistoletazo de salida a la campaña navideña) funcionó bastante bien y dejó las arcas de la distribuidora bien ella de billetes, es por ello que no se reparó en gastos para su secuela.

Esta ha pasado completamente de cine familiar a cine cuasi infantil, donde la historia, llevada tan con alfileres que asusta, deja a Ben Stiller, acompañado de la bellísima protagonista de “Encantada” Amy Adams, la batuta en una cinta que navega, una y otra vez por los mismos cauces y los mismos sketch que ya vimos en la cinta primogénita.

Como secundarios de excepción tenemos a Ricky Gervais, que apenas aparece en un par de escenas, Owen Wilson, Robin Williams, Bill Hader, Hank Azaria, ah, y el divertido cameo de Jonah Hill (visto en “Supersalidos”) en una muy divertida pelea con Stiller.

Son apenas 2 horas de entretenimiento, de esas cintas que no piden mucho, solo que dejes sus ojos posados sobre ella y disfrutes con el espectáculo, que desde luego no formarán parte de los anales del cine (ni siquiera por encima), pero que consigue lo que se plantea desde apenas los primeros min. De la misma y es que el espectador (y los peques de la casa) pasen un rato divertido en el cine, más los segundos que los primeros, por mucho que alguna que otra aparición inesperada me haya hecho arrancar alguna que otra leve sonrisota.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.