0

Siete mesas de billar francés

Posted by Stipey on 21:19
Photobucket

Ángela (Maribel Verdú) y su hijo Guille (Víctor Valdivia) viajan a la gran ciudad ante la repentina enfermedad de Leo, padre de ella y abuelo del chaval. Cuando llegan, poco después del caluroso amanecer de un día de verano, Leo acaba de morir. Es Charo (Blanca Portillo), amante del difunto, la que pone a Ángela al corriente de la ruina del negocio paterno: un local en el que se alinean siete mesas de billar francés y que, con el paso de los años, fue perdiendo lustre, clientela y dinero. Para Charo, la única solución ante la deuda es vender. Poco después, como si el destino viniera a confirmar que las desgracias llegan de tres en tres, Ángela tiene noticia de que su marido ha desaparecido en oscuras circunstancias. A partir de esta dolorosa realidad, Ángela se empeña en salir adelante y reconstruir su vida. Y lo primero que decide es emplear sus ahorros en volver a poner en marcha el viejo local.

Nominada en varias categorías en la pasada edición de los Goya, "Siete mesas..." era una de esas películas que no sé muy bien porque extraño motivo llevaba relegando su visionado "sine die", hasta que hoy, y sinceramente, tampoco sé porque extraño motivo me ha dado por verla.

La opinión no ha podido ser más sorprendente, puesto que me ha parecido, no solo una gran película, sino además mucho mejor que algunas de las que también competían en las nominaciones a esos "nuestros" premios de la academia de cine.

Y es que, esta película, no nos engañemos, tiene detrás a alguien como Gracia Querejeta, que sabe aportar, como si de un postre se tratara, en su justa medida, unas dosis de drama, y otros de comedia, agitados, no mezclados (como dice James Bond), y que sin embargo, consigue engancharte desde el primer minuto de metraje, hasta el último, ya que, como digo siempre... !Como me gustan esas películas en las que no dejan de ocurrir acontecimientos!

Es cierto, que en algunos momentos, la cinta se torna, un tanto "almodovariana" con tantos secretos, tantos dimes y diretes, y tanto rollo, aunque, la verdad es que la suma del TODO hace que uno perdone esa pequeña, vamos, pequeñísima indiscreción cinéfila.

En la parcela interpretativa, destacar, no solo a Maribel Verdú (que también se comía la cámara en "Los girasoles Ciegos" <- de hecho era la mejor del reparto), sino también a Blanca Portillo, ¡mira que me gusta esta mujer, haga lo que haga me quedo con la boca abierta! Por otro lado tenemos a Raúl Arévalo, un chaval que poco a poco y a base de papeles se está convirtiendo en un GRANDE (así con mayúsculas) de nuestro cine, y un rostro que me ha sorprendido agradablemente, me refiero a Lorena Vindel, que aunque tiene un papel bastante irrelevante, me ha gustado mucho como actúa, aparte de ser muy guapa (que eso también ayuda, jeje).

En fin, ahora que tanto se habla (y se aboga) por cine español de calidad, fuera de "mortadelos", "Torrentes" o imbecilidades como "Mentiras y gordas", da gusto ver y además disfrutar, de cintas con tanta calidad... Corran a verla, no se arrepentiran.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.