0

Sinfin

Posted by Stipey on 05:30
Image hosting by Photobucket

Mediados los años 80, Sinfín es el grupo de moda en el pop-rock español. En la cúspide de su fama, el cuarteto se prepara para su primer auténtico baño de masas en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid. Pero algo pasa: mientras el aforo aúlla expectante, Javi y Rafa, los líderes de la banda, se pelean en el camerino por una mujer delante de Iván, hermano pequeño del primero. El conflicto termina en tragedia y aquel concierto nunca llegará. Tras la muerte de Javi por sobredosis, Sinfín se disgrega. A finales de los 90, el ex manager del grupo, Álex, propone reunir a la banda una vez más. La tentación es fuerte y, convencido Iván, el manager se pone a buscar a los ex componentes de Sinfín para hacerles llegar la propuesta. Al poco, todo comienza a girar. Superada la duda inicial, los nuevos Sinfín ensayan su repertorio y se echan a la carretera con Kiko, un road manager bajito y muy fantasma. De bolo en bolo protagonizan descacharrantes anécdotas y algún que otro mal rollo. La relación entre Iván y Rafa se tensa cuando ambos reviven con Laura el triángulo amoroso que acabó con Javi -y con el grupo- quince años atrás. Cualquier desenlace es posible para esta historia de música y amistad, amor y sexo, del paso del tiempo y la honestidad a través de los años.

En mis años jóvenes había unas películas españolas que arrasaban, vaya, ese tipo de cintas que si no veías "no eras nadie", me refiero a las cintas que dirigidas por Manolo Summers (que en paz descanse) narraba las aventuras y vivencias de un grupo musical llamado "Hombres G" (que he de admitir que en su momento me encantaron...).

Pues bien, esta cinta parece copiar el fenómeno y aplicarlo al hora actual grupo "El canto del Loco" ya que su lider Dani Martin, no solo protagoniza la película, (junto a Nancho Novo, El Sevilla de "los mojinos", Carlos "Pepelu" Iglesias y la estupenda Ana Álvarez) sino que se tira toda la película cantando, como hacía Raphael en las suyas o Manolo Escobar junto a Concha Velasco cantando cual gañanes a grito peleao.

Un guión de risa (que nuevamente recuerda al regreso de "Hombres G") una duración standard y solo un par de puntos (la escena de sexo del "mojino" es mítica) hacen que la película sea recordada con más pena que gloria.

Y sin, culpo al visionado a mi cuñado, fan de "El canto del Loco" que trajo la película del videoclub como el que trae una joya digna de visionar.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.