0

La piel Vendida

Posted by Stipey on 01:01
Image hosting by Photobucket

"La piel vendida" no es un documental pornográfico sobre la porno-grafía sino un acercamiento a unos profesionales a los que, por vivir en continua exposición de su intimidad sexual, se les niega una vi-da íntima como al resto de los humanos.. ¿Se enamora una actriz porno? ¿Tiene hijos? ¿Funda una familia? ¿Cómo es la fidelidad en una pareja que trabaja en el porno? El cine pornográfico ha pasado de ser un producto comprado a escondidas a venderse en los quioscos y gasolineras. "La piel vendida" pretende abrir una venta-na a un cine que todos hemos visto pero que casi nadie conoce, y lo quiere hacer a través de sus protagonistas. Los actores, directo-res y productores nos cuentan su profesión desde las luces y som-bras de un cine que, a fuerza de ser explícito en sus imágenes y temáticas, permanece oculto en sus motivaciones: las del especta-dor y las de sus protagonistas.

Una tarde hablando con amigos salió en la conversación este documental, que analiza los entresijos del Cine Porno Español y que cuenta con los testimonios de gente como Nacho Vidal (este hombre es el puto amo), Bibian Norai, Anastasia Mayo, asi como de directores, críticos, productores y estudiosos en "la materia".
Como los actores se ocupan de "ganarse la vida" (como cualquier trabajador normal y corriente), los productores de vender el producto a los distribuidores y los directores de realizar una película "normal" con semejante material y el poco tiempo del que disponen para "rodar" (un par de semanas...)

De como las actrices y actores tienen una vida detrás de ese sexo "desenfrenado" y que sus vidas son tan normales (padres, madres, herman@s con sus problemas, pareja...) como la de cualquier hijo de vecino...

En fin, un documental curioso, "currado" y que recuerda a una versión española del genial "Dentro de Garganta Profunda" que también recomiendo visionar.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.