0

Transporter 2

Posted by Stipey on 22:45
Transporter 2

Frank Martin es el mejor en el negocio. Este antiguo miembro de las Fuerzas Especiales se hace contratar como "transportista" mercenario para llevar mercancías (personas o cualquier otra cosa). Es muy simple, hace la entrega sin hacer ninguna pregunta. Frank se ha trasladado del Mediterráneo francés a Miami, Florida, donde como favor hacia un amigo, está trabajando como conductor de la acaudalada familia Billings. Hay muy pocas cosas que puedan sorprender al transportista, pero el niño Jack Billings es eso precisamente, una de ellas; Frank ha hecho buenas migas con Jack, de seis años de edad, a quien lleva y trae del colegio. Pero cuando Jack es objeto de un secuestro, Frank debe emplear todas sus habilidades para el combate, demostradas sobradamente en acción, para recuperar al chico y desbaratar el plan de los secuestradores de liberar un virus que matará a cualquiera que entre en contacto con el mismo.

Este es uno de esos extraños casos en que una segunda parte puede beneficiarse de una primera parte, bastante simple. Transporter 2 es un producto descerebrado, al que hay que visionar siguiendo las reglas (nada de lo que aparece en pantalla sucedería un día normal de nuestras vidas) que no va de obra de arte, y que funciona a ese nivel, puro y simple ENTERTAIMENT.

La estética de cómic se hace más patente en Transporter 2 y el conductor Jason Statham se supera a sí mismo y a Jackie Chan en funcionalidad, atractivo y elegancia. De hecho el contraste entre un actor que se muestra frío y estable como un gato durante toda la película, y la locura a la que esta se conduce inexorable y surrealistamente, es uno de los mayores atractivos de una película en la que tanto Besson como Leterrier parecen haber querido probar cuán lejos podían llegar en su intento de llevar la acción hasta extremos que rocen la parodia pero sin caer en ella.

El resultado es una extravagancia vibrante y muy divertida que va creciendo y donde la última tontería deja pequeña a la anterior, y todo a un ritmo salvaje y sin fallas considerables en un guión que no es complejo a medida aunque está bien hilado. Hay muchas escenas que tienen pequeños errores, pero parecen estar hechos a propósitos con el fin de incrementar la sensación de estar viendo un absurdo, de vencer al espectador por agotamiento y obligarle a suspender su escepticismo, eso si antes de finalizar la proyección no has abandonado, completamente abrumado por las tonterías filmicas la sala de cine.

Copyright © 2009 El Blog de Stipey All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.